A la hora de trabajar con los cuarzos a nivel energético, se crea un vínculo, una fusión de auras que como resultado nos aporta sanación y toma de consciencia. La energía cristalina es inteligente y va allí donde es requerida para trabajar cualquier desarmonización que detecte en nuestro campo energético. De alguna manera ordena nuestros cuerpos sutiles y organiza las energías que nos envuelven, ya que armonizar significa poner en armonía dos o más partes de un todo, en este caso nuestra Aura.

 

LA FUSIÓN ENERGÉTICA

 

Cuando trabajamos con un cuarzo, meditamos con él o canalizamos, se crea una fusión energética al entrar en contacto nuestra aura con el aura del cuarzo y aquí es donde empieza esa unión íntima que nos permite elevar nuestra vibración para encontrar la nota correcta que conecte con nuestra canción de vida. Al entrar en comunión con el cuarzo se crea la sinergia energética que hace posible la armonización de nuestra frecuencia vibratoria.

Todos tenemos una nota particular y una frecuencia vibratoria natural y orgánica. Pero debido a la causalidad de los acontecimientos y al entrar en contacto con otras energías ya sean circunstanciales, por problemas que debemos atender, sea por interactuar con espacios, personas, situaciones o estados mentales y emocionales variables, nuestra nota original se desafina y ya no podemos tocar nuestra canción porque no estamos en armonía con nuestra propia energía.

El Cuarzo tiene la cualidad energética de devolvernos a la frecuencia energética original, pero no todo depende del cuarzo, también depende del nivel de consciencia que tenemos de nosotros mismos, ya que si seguimos actuando sin consciencia, estos cambios de frecuencia no se sostienen a la larga y volvemos a caer en la desarmonización. Así que trabajar con cuarzos es una cuestión de trabajar en equipo, si ponemos la voluntad, respeto, humildad, amor y consciencia nos abrimos a la oportunidad de sanar a través de estas herramientas cristalinas.

 

COOPERANDO CON LA RED CRISTALINA

 

Cooperar con la red cristalina, nos exige que estemos vibrando en nuestra frecuencia energética, nos exige de alguna manera tener la consciencia de que somos energía, que somos cristales, que somos cuarzos… entender que nos movemos en un mundo energético, cambia y mucho el paradigma que nos han hecho creer desde pequeños. Todos los seres vivos tienen un aura, un Todo energético que les permite manifestarse en nuestro plano, incluso nosotros los humanos.

El problema con los humanos es que nos han hecho creer que nosotros no somos naturaleza, que no somos seres espirituales o energéticos y aquí nos han atrapado en el mundo físico, de aquello que podemos ver y tocar. Los humanos somos seres cristalinos también, que hemos venido a realizar un viaje de consciencia, evolución y apertura de corazón y todos tenemos una visión divina. Cooperar con la Red cristalina no es otra cosa que ser nosotros mismos, descubriendo nuestra parte energética, caminando por la incertidumbre para encontrar nuestra senda de vida y prender la llama de nuestra alma para cooperar con el Todo que siempre ha vivido en nosotros.

Los cristales y cuarzos no llegan a nuestra vida por casualidad, llegan a nuestra vida porque ha llegado el momento de una transformación profunda que nuestro Yo Superior ya nos va dando las pautas del camino si queremos escuchar con el corazón. Los cuarzos además de canales y herramientas energéticas nos proveen de la energía necesaria para superar conflictos y bloqueos que no nos permiten avanzar en nuestro camino espiritual, son guías de luz para nuestra evolución.

 

LOS CUARZOS Y LA SANACIÓN

 

El Cuarzo considerado el maestro sanador de todos los cristales tiene un sinfín de combinaciones, desde estructurales como son los cuarzos maestros, hasta las formas naturales y artificiales, hasta todo tipo de inclusiones de muchísimos cristales que nos podemos encontrar dentro de un cuarzo. Esta capacidad de combinarse lo hace el cristal, a mi modo de ver, más versátil que podamos encontrar.

Su transparencia está imbuida de los colores del arco-iris, si bien es cierto que el cuarzo resuena con el chakra corona, también lo hace con todo el sistema de chakras, lo que lo hace un buen comodín para sanar cualquier “dolencia” que esté operando en nuestro campo energético o que esté bloqueando el correcto flujo de energía por nuestros chakras. Los cuarzos son tecnología de sanación, ya que innumerables culturas antiguas lo han utilizado en la sanación hasta nuestros días. De hecho, actualmente vamos recuperando esta antigua sabiduría ancestral para recordar que somos naturaleza y que tenemos la capacidad de sanarnos desde la luz que somos y los cuarzos siempre han sido medicina natural junto con sus hermanas las plantas.

Trabajar con los cuarzos nos aporta un sinfín de beneficios, algunos muy evidentes y otros más sutiles pero no dejan de asombrarme cada vez que trabajo con ellos, porque nunca he tenido 2 experiencias iguales en los 20 años que lleva trabajando con ellos. Os animo a que hagáis sitio al cuarzo en vuestra vida ya que solo os colmará de cosas buenas. Desde la armonización energética, la toma de consciencia, sanación de bloqueos, hasta la canalización de información, conexión con otros planos, visualizaciones significativas que nuestra alma pone a nuestro servicio para que despertemos a aquello que somos realmente.

Los cuarzos son el gran regalo que la Madre Tierra nos aporta a los humanos, para que despertemos a nuestro potencial, para que encendamos la llama de la consciencia amorosa y conectemos con nuestra parte energética, para que como los cuarzos expandamos luz y no sombra, expandamos amor y no miedo, en una sociedad enferma de amor, asolada por la oscuridad y por la falta de consciencia. Es momento de la revolución de consciencia, es hora de entender que somos algo más que el cuerpo físico, es hora de abrir nuestro corazón y el reino cristalino está aquí para ayudarnos a cumplir nuestra misión.

Si quieres aprender acerca de los cuarzos y cómo trabajar con ellos, te dejo el link al curso de formación integral sobre Cuarzos:

 

Curso de Formación Integral sobre Cuarzos

Cuarzos y Maestros ©

 

error: Content is protected !!