Muchas veces nos encontramos en ante la situación de comprar un cristal y no sabemos muy bien, cuál escoger… Cuando entramos en una tienda de cristales nos invaden muchas energías y se nos hace difícil decirnos por un cristal en concreto o incluso a veces compramos varios sin mucho sentido, al menos a priori, ya que a veces compramos cristales que no son para nosotros -sin saberlo- o que vienen a hacer un trabajo puntual y luego viajarán hacia otros seres que necesiten de su energía de vibración y transformación.

 

Guía de cómo escoger un cristal o cuarzo para nuestro momento evolutivo

 

♥ En primer lugar, deberíamos centrarnos en aquello que necesitamos para nuestro momento actual o aquello que queramos trabajar personalmente. En este punto, deberíamos focalizar nuestra intención en ese aspecto en concreto y visualizarlo de forma clara y concisa.

♥ En segundo lugar, deberíamos activar nuestro canal de energía y abrir nuestra conexión. Una vez hecho este centrado de corazón por así decirlo, dejamos paso a nuestra intuición, y dejamos en un segundo plano a nuestra mente, para que la energía de la intuición haga su trabajo sin interferencias.

♥ En tercer lugar, una vez listos podemos coger el cristal o cuarzo en nuestras manos y sentirlo, dejar que fluya la comunicación no hablada, dejar que suceda….

♥ En cuarto lugar, si no tenemos una sensación clara, podemos preguntarle al cristal si es nos puede ayudar para nuestro propósito en el momento actual y escuchar con el alma y el corazón.

♥ En quinto lugar, el cristal suele ser quien nos escoja a nosotros y no al revés, ya que la energía cristalina es inteligente y reacciona a nuestro estado vibratorio.

La energía cristalina tiene mucho que ofrecer si lo que vamos a hacer es trabajo de sanación y autoconocimiento, así dejemos que nuestra mente no interfiera, es una cuestión de sentir, de vibrar, de fusionarnos con la energía cristalina para nuestro mayor bien. Los cristales son viajeros, es decir, van cumpliendo objetivos con aquellos seres que quieren acceder a su propia sanación y luego pueden quedarse contigo de por vida o cambiar de manos, para seguir cumpliendo su función de catalizadores de conciencia, sanación y evolución.

Podemos utilizar a los cristales de muchas maneras, a veces de forma pasiva, llevándolos como joyas o collares, aún y así cumplirán su función o de forma activa a través de meditaciones, como armonizadores de nuestra aura, de espacios, para neutralizar la bruma electromagnética, para neutralizar geopatías, para purificar energías densas o negativas, para elevar nuestra vibración o la de un espacio, y un largo etc. de posibilidades. Cuando los utilizamos de manera personal para sanar, dan lo mejor de sí mismos, dando luz y amor incondicional de forma sostenida y eterna.

Recordar, en cuanto nos llegue un nuevo cristal a nuestra vida, ya sea porque lo compramos o nos lo han regalado, debemos limpiarlo y cargarlo antes de empezar a utilizarlo en nuestro trabajo, ya sea de gemoterapia, canalización, meditación, Reiki o cualquier trabajo energético que queremos realizar desde la luz y para la luz. Dar la bienvenida al reino cristalino nos abre la puerta de luz que nuestra Alma necesita para activar su evolución en nosotros, tan sólo debemos encender nuestra propia llama de consciencia para la gran transformación que hemos venido a experimentar.

 

Cuarzos y Maestros ©

 

error: Content is protected !!