Entramos en el tránsito la onda encantada del Mono, que durante 13 días, nos recuerda que la energía que vibra es la de la magia, la de jugar y la de la ilusión.

Un compañero de viaje para este propósito es la Merlinita, este cristal nos invita a conectar con la magia que reside tanto en nuestro niño interior como en la Naturaleza. Es un cristal espiritual y de sabiduría mágica, que atrae alegría y suerte a su portador.

Ayuda a ver el lado oscuro de la propia personalidad y a aceptarlo sabiendo que siempre hay una combinación de oscuridad y luz, de yin y yang. Estabiliza el potencial de poder crear falsas ilusiones que al Mono tanto le gustan.

A nivel psicológico, la Merlinita es un poderoso limpiador energético, que re-programa las pautas de conducta profundamente arraigadas en las improntas metal, emocional y etéricas, produciendo un cambio profundo para poder romper con los viejos patrones.

Es además una piedra de curación kármica, se puede acceder a los Registros Akáshicos y ayuda a sanar las creencias y antiguos votos que crean bloqueos en nuestra vida presente. Es un cristal que se puede usar para el centro de una rueda de medicina cristalina, pues simboliza la unidad de los elementos.

La Merlinita ayuda a entenderse con las experiencias negativas, convirtiéndolas en juego de aprendizaje positivo y alegre. Nos devuelve el equilibrio natural para tener una vida más alegre y feliz. Es capaz de de aportar equilibrio a la dualidad, aportando armonía, entre el consciente e inconsciente, intelecto e intuición, y es perfecta para unificar las energías divinas masculina y femenina, haciendo una fusión magnética de las vibraciones espirituales y terrenales asentándolas en nuestro cuerpo.

Este cristal dendrítico nos permite recuperar la memoria ancestral de la sabiduría chamánica y de la alquimia que pudimos tener en otras vidas. Tiene el poder de la magia, porque nos puede llevar al pasado o al futuro cuando es apropiado, para integrar los aprendizajes necesarios para nuestra evolución.

Merlinita por www.plataygemas.com

A nivel de sanación, este cristal favorece tanto la circulación energética como la de oxígeno en el cuerpo. Es capaz de armonizar el sistema nervioso, ya que sus zarcillos dendríticos resuenan con la fibras nerviosas, incrementando el flujo energético a lo largo de la columna y el cerebro.

Es un cristal combinación de calcedonia y psilomelane -óxidos de manganeso de color negro, de ahí sus zarcillos dendríticos- puede estar opalizada y está sintonizada con los cuatro elementos básicos: agua, aire, fuego y tierra.


13 días para jugar con la magia de la mano guía de la Merlinita


Cuarzos y Maestros ©

Fotos cedidas por www.plataygemas.com

error: Content is protected !!